lunes, 20 de febrero de 2012

antepenúltima metempsicosis de karim benzema

un año antes de publicar su obra paraíso (a ser) recuperado [1843] henry david thoreau tuvo noticia de la existencia de un gato alado en la granja de un tal gillian baker. hasta allí se acercó thoreau, pero el señor estaba de caza tal y como al parecer acostumbraba. su señora tuvo la gentileza de relatarle que el gato llevaba más de un año alrededor de su granja, y que durante el invierno la piel le crecía densamente hacia los costados, formando unas tiras de diez o doce pulgadas de largo por dos y medio de ancho, y que durante la primavera esos apéndices se le caían. "me dieron un par de esas alas, que todavía conservo" dejó escrito el autor de la desobediencia civil [1849]

---
arriba: gato alado de trafford park
abajo: gato diabólico [kircher, 1667]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada